Escríbenos para solicitar una cita
Artículos de Interés

Halitosis o mal aliento

La Halitosis o mal aliento es un problema que afecta una de cada dos personas, es un motivo de consulta frecuente ya que es un síntoma de múltiples enfermedades odontológicas, aunque se la considera más un problema social en relación con una higiene dental deficiente o con enfermedades de la cavidad oral, en ocasiones puede ser la manifestación de enfermedades sistémicas severas que necesitan un diagnóstico y tratamiento específicos. La mayoría de los adultos sufren halitosis en algún momento de su vida.

El aliento puede variar por diversos motivos, por ejemplo, el momento del día: el flujo de saliva disminuye durante la noche o el día del mes: empeora días antes y durante la menstruación.

El mal olor procedente de la boca se debe a la acción de bacterias y la cantidad de restos de comida y desechos que se descomponen en la boca.

Causas de origen bucal

Se presenta en diversas causas de origen bucal:
  • Caries amplias
  • Placa dentaria
  • Higiene oral deficiente
  • Absceso dentario y fístula
  • La boca seca crónica favorece las caries e infecciones
  • Enfermedad crónica periodontal, gingivitis o infeccion
  • La presencia de inflamación activa y sangrado de encias
  • Saliva: Contribuye a la limpieza de la cavidad oral y reduce el mal olor
  • Tabaco: crea un aliento característico, que incluso puede durar más de un día
  • Aliento matutino: durante el sueño el flujo de saliva disminuye, esto facilita el crecimiento incontrolado de bacterias
  • Edad: con la edad se afecta la calidad y cantidad de saliva, el aliento de los ancianos tiende a ser intenso
  • Prótesis dentarias: dentaduras, puentes u ortodoncia acumulan restos de comida.
 

Causas de origen no bucal:

Causas de origen no bucal:
  • Sinusitis crónica
  • Disfunción hepática severa
  • Diabetes mellitus mal controlada
  • Anomalías craneofaciales: Paladar hendido.
  • Gastritis, esofagitis, úlcera péptica, reflujo gastroesofágico
  • La hemorragia digestiva presenta un aliento a sangre coagulada.
  • Fiebre alta y la deshidratación por la disminución del flujo de saliva.
  • Deficiencias vitamínicas o de minerales producen resequedad bucal
  • Enfermedades autoinmunes como artritis reumatoide, lupus eritematoso
  • Enfermedades digestivas, ocasionalmente puede dejar escapar olor procedente del estómago, es raro que sea de forma permanente.

Tratamiento

El tratamiento para la halitosis se ha establecido según la causa, cuando es de origen bucal esto es lo que se debe hacer:

Medidas generales de higiene y cuidado de la boca para disminuir la cantidad de bacterias

1. Uso del hilo dental
2. Abstención de tabaco.
3. El cepillado de los dientes
4. Una visita semestral al odontólogo.
5. Beber abundante agua, y evitar bebidas con cafeína
6. Dieta rica en frutas frescas y verdura, baja en grasas y carne
7. Retirar y limpiar al menos una vez al día las prótesis dentales
8. Limpieza de la lengua y del paladar debe ser una rutina diaria
9. El mejor método es buena higiene dental y una dentadura en buenas condiciones